Editorial NPl
Edición 41


Enviar Artículo La diplomacia favorece a los gorilas
16 octubre 2005

Ismael Sambra
Por Ismael Sambra
ismaelsambra@nuevaprensalibre.com

Join NPL mailing list  para recibir los editoriales y artículos importantes

Ya pasa de castaño oscuro esta burla de "la diplomacia". Diplomacia significa disimulo. ¿Pero cómo ser diplomático con el que no lo es? ¿Cómo darle espacio a un dictador en el mismo lugar donde se sientan presidentes representantes de la democracia? ¡Qué daño le está haciendo a los estadistas respetables la mácula y la vulgaridad de un Fidel Castro, quien firma acuerdos para después violarlos. Darle tribuna a un empedernido mentiroso donde sólo la verdad debe tener lugar es conspirar abiertamente contra la dignidad humana.

Jamás entenderemos los ritos de la diplomacia con quien no la merece: sonrisas, gestos tolerantes, cenas de bienvenida, fotos amistosas en lugar de repudio total al desfachatado asesino. Todo este pantalleo diplomático nos insulta. Insulta a las miles de victimas. Insulta a los verdaderos periodistas, a los que no quieren para otros el mal que evitan para ellos. Si ya se sabe lo que hace y lo que dice, ¿por qué se recibe al gorila perturbador en las fiestas de la democracia? ¿Son una incógnita para alguien sus desplantes, sus traiciones, sus violaciones de derechos humanos, la tortura, la represión, sus cientos de prisioneros políticos? Resulta repugnante darle la mano a un asesino sólo por aparentar, por ejercicio diplomático. Esto es auténtica hipocresía. Y los hipócritas son traidores.

Ya la prensa se alistaba para la cobertura de la llegada del dictador cubano a la Cumbre Iberoamericana de Salamanca. La prensa irresponsable vive de las estridencias. Llama la atención que la televisión española en su reportaje del primer día, al no contar con la presencia de Fidel Castro, entrevistara a Hugo Chávez, su discípulo, alguien que ya sabemos también lo que va a hacer y decir, porque le sigue los pasos a su maestro en esa escalada abusiva de mentiras, leyes y trucos para perpetuarse en el poder. El País (diario izquierdista) se refiere a las especulaciones de que Castro no viajó a la cumbre "para cederle el protagonismo a Hugo Chávez" y en esto hay alguna verdad.

De todos modos, imaginamos que muchos dignatarios participantes respiraron aliviados cuando conocieron sobre la ausencia del dictador más viejo del mundo a quien algunos izquierdistas y periodistas llaman presidente para seguir con la farsa o para evitarse problemas, pues le temen a sus insultos, a sus difamaciones, a su falta de diplomacia, a su táctica de defenderse atacando.

¿Pero por qué la ausencia repentina de Castro después de anunciar su presencia? ¿Quería sólo dejar la duda, mover las especulaciones o crear un efecto publicitario sobre el consenso unánime de la cumbre respecto a la eliminación del embargo americano?

Posiblemente todo esté relacionado; pero, sobre todo, creemos que su ausencia está ligada a su salud precaria, agravada ahora por el miedo de ser arrestado por sus crímenes, según se expresa en una bien documentada querella en su contra, en contra de su hermano Raúl y otros cómplices, presentada el 6 de noviembre de 1998 por grupos del exilio cubano ante la Audiencia Nacional de España. Dicha querella fue archivada entonces aduciendo "falta de jurisdicción"; pero ahora ha sido renovada, tomando en cuenta el reciente fallo de la Corte Constitucional española que señala que "el principio de jurisdicción universal tiene prioridad sobre la existencia o no de intereses nacionales". Esto le da la posibilidad a España de que actué y juzgue por sus crímenes a personajes como éstos aunque estén ejerciendo sus cargos. La corte constitucional actuó en respuesta a la demanda presentada por la Fundación Rigoberta Menchu contra militares guatemaltecos.

Imaginamos que esto tendrá muy consternado a este gorila genocida, terrorista y torturador de pueblos.

Pero estas Cumbres pierden cada vez más crédito, aunque manifiesten la intención de arreglar las cosas que andan mal en el mundo, como los problemas de emigración, el desarrollo económico y las libertades fundamentales. Puede estar bien esto de pedir que se faciliten las extradiciones de los terroristas. Puede estar bien esto de pedir la suspensión del embargo americano. Puede estar bien esto de declarar la democracia y la libertad como doctrinas. Pero lo que está mal son las contradicciones, las hipocresías, los juegos sucios de la "diplomacia" cuando se trata de juzgar parejo para evitar confusiones y decepciones.

"La política seguida por el Gobierno de Zapatero en relación con Caracas y La Habana es preocupante", asegura ABC, señalando que "exhibe los tics trasnochados de un izquierdismo propio de los años 70". La Razón, en su editorial califica al evento como de "escaso contenido" y pide su "reforma" para que no acabe como "un club social de Castro o Chávez".

Todo esto preocupa. Nosotros tenemos preocupaciones similares y pedimos seriedad, sinceridad y responsabilidad en las relaciones, porque de nada sirven cuando detrás de las declaraciones finales no está la firme convicción de respetarlas y hacerlas respetar, de convertirlas en realidad, sobre todo estas reiteradas peticiones de las Cumbres Iberoamericanas y estas reiteradas declaraciones de las Naciones Unidas para promover la libertad, la democracia y el respeto de los derechos humanos en Cuba.

¿Qué creen ustedes que hará el dictador frente a éstas y otras peticiones diplomáticas para que cambie? Nosotros sabemos lo que hará porque lo hemos vivido. Esto es pedirle peras al olmo. Esto es llover sobre mojado. Esto es el absurdo creado por la política del diálogo con alguien que no quiere ni le conviene escuchar; es el absurdo de la llamada diplomacia, "servicio de los Estados en sus relaciones internacionales", según Cervantes, que nada logra frente a las burlas reiteradas de un Fidel Castro, el cual ha sido reconocido como, "el mayor cínico de la historia". ¡Al diablo con la diplomacia!

Join NPL mailing list  para recibir los editoriales y artículos importantes

Editoriales Anteriores (por Ismael Sambra)
Romper el miedo, crucial determinación   Cultura electoral
La diplomacia favorece a los gorilas   El derrumbe final
El esnobismo y las telenovelas   El triunfo de vivir en democracia
La desinformación abruma    El comunismo tiene su gente
Los frustrados enemigos de la democracia   Respetemos el dolor de la nación
El terrorismo con su doctrina fatal   ¿Hasta dónde habrá que tolerar al atrevido?
  Venezuela frente a su nueva batalla
  Efectos de la presión sobre la dictadura cubana
  Luchemos contra la impunidad 
  Irak en las puertas de la democracia
  Prohibido Olvidar
  Sordos y ciegos que no quieren oír ni ver
  Paz y libertad para los Venezolanos

 

Arriba

Suscríbase